«No me tomes por pelotudo»



La entrada de Alfredo Casero al programa de+Voces que conduce Luis Majul por LN+ fue tan abrupta como su salida. En el pase con Pablo Rossi, el conductor analizaba el discurso que este viernes a la tarde había dado la vicepresidenta Cristina Kirchner en Chaco, donde volvió a marcar sus diferencias con Alberto Fernández.

Pero la mecha se encendió cuando Rossi preguntó: «No hay ningún partido político o político que le ponga un límite a Cristina«. Fue ahí cuando Casero hizo su aparición en escena para descontrolar la pantalla y despertar al televidente más descuidado. «No hay ningún partido político que le ponga límites a Cristina porque todos están en la misma situación», arrancó para agregar que «los partidos políticos están muy cómodos con esta situación».

Seguidamente vino todo un discurso del humorista que dejó mudos a los estaban en la mesa de debate. «Nunca cobré un peso por estar sentado acá, lo que estoy diciendo lo digo como una persona de la calle. Esta enfermedad que estamos mirando…» apuntó en referencia a la polémica generada por las palabras de la ex presidenta y todo el debate abierto alrededor de la controversia que existe en el Gobierno.

«Mi gran problema es que acá todos los partidos políticos, todos los políticos que nosotros votamos como idiotas, están metidos todos en la misma trenza que está arreglada por esta mujer. Todos los políticos que quieren un pedacitos, todos los periodistas que dicen lo que le mandan a decir y lo que ellos dicen por la suya para cuidarse el culo… porque cuando esto se pone jodido hay más de cuatro que paran la pelota porque se cagan en las patas«, agregó el protagonista de Cha, cha, cha.

Ya en un anterior programa, el humorista se había jactado de haber ido al canal, pero en esta ocasión apuntó que su presencia había dado «puntos de rating gratis». «He estado años totalmente cancelado, no he podido trabajar en ningún lado, me han hecho las mil y una», se quejó el actor ante la mirada de los periodistas que no atinaban ni a bajarle el tono al discurso, ni a tomar control del programa. Pero cuando Casero alertó sobre existencia de «una desidia, una forma de tomarnos pro estúpidos…» fue cuando Majul se atrevió a interrumpirlo y preguntarle: ¿Qué hacemos?

«Usted me pregunta qué hacer. Realmente quiere que le diga cuando escucho a dos señores decir quién tiene más imagen positiva y seguidores,¿ Alberto o Cristina? Que nos importa, más allá del interés periodístico que tenga la gente por lo que diga un periodista», devolvió el humorista, ya desbocado para esa instancia del programa y cuando no habían transcurrido poco más de cinco minutos.

Y siguió Casero: «Estamos llenos de gente que tira guarismos que son mentira, que lo único que hacen es llevarnos a darles la razón y esperar. Es insoportable esto. Ver a esta mujer y verlos decir: ‘qué bárbaro, miren que mal que habla'», reprochó. «Señores, déjense de joder, nos están robando la República, nos están choreando la República», estalló el actor, a los que Majul preguntó: «¿Se puede conversar tranquilo?».

Casero, todavía sentado, le contestó: «¿Qué significa ser tranquilo Majul? Tranquilo cómo, vos también te pones intranquilo en la tele». Ante esa situación, el periodista volvió a interrogar a su invitado: «¿Por qué me miras así?». «¿Cómo querés que te mire? ¿Estás enojado?», contestó con preguntas el actor, a lo que el periodista le dijo: «Vos estás enojado».

«Claro que estoy enojado. No puede ser, seguimos escuchando que traen un señor que dice que nosotros hacemos lo que podemos (sic). Ahí están los ladrones y hay mucha gente que lo único que hace es ir atrás de los ladrones, tener su pauta, tener su vida, vivir perfectamente y estar felices. Alos únicos que les va bien es a los políticos…», expresó el actor mientras periodista e invitados seguían todo en silencio y con atención.

«Estamos viendo lo mal o bien que se viste esta persona», dijo Casero para aclarar luego que se refería «a Cristina Fernandez de Kirchner a quien no le tengo ni un puto miedo a nadie». «Por más que me quieras dejar como un loco pero si estas molesto conmigo lo siento», agregó luego para volver a poner al conductor en el eje de su crítica.

«¿Vos te estás refiriendo a mi?» se atrevió a preguntar Majul para comenzar a elevar el tono de la discusión. «Sí, puedo terminar de hablar», contestó, a lo que Majul también agregó una respuesta con cierta ironía que hizo saltar al humorista.

Primero Casero se levantó, golpeó el escritorio y gatilló: «Todos ustedes son una manga de… Todo lo que están haciendo en este país, lo están haciendo absolutamente sabiendo, los periodistas, los políticos saben lo que están haciendo y se están llevando todo». Ya señalando con el dedo a Majul le recriminó: «No me tomes por pelotudo porque después empezás a ver Mandelas por todos lados.Ustedes periodistas que cuando les va bien lo primero que hacen es ponerse pantalones chupines y ganar plata. La gente está en la calle y ustedes viendo si está bien o no que estén ahí».

El conductor trató de cerrar el comentario con un «gracias» a lo que Casero respondió: «Echame, no hay ningún problema».

El intercambio creció en los últimos minutos, con Majul diciéndole a Casero «no te tengo ningún miedo» y el humorista devolviendo: «Vos que lees a los psicópatas, cuando alguien dice que no tiene miedo es porque está cagado en las patas».

«Siempre se puede esperar una cosa así de Alfredo Casero. Lo que indica el protocolo periodístico es que cuando se va el invitado se lo despide, no voy a hablar de Alfredo Casero», dijo, luego, Majul, mientras de fondo y sin aparecer en la pantalla se escuchaba la voz del comediante diciendo: «Protocolo periodístico, vamos a hablar de protocolo periodístico».

Majul mirando a la cámara respondió: «Una amenaza, uno se tiene que acostumbrar».

Luego para cerrar la escena, Rossi sentenció: «Un día intenso…»



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.