Luis García Montero fue declarado Huésped de Honor de la Ciudad


Como Federico García Lorca, poeta al que admira, Luis García Montero nació en Granada, España. Poeta y crítico literario, profesor de Literatura Española en la Universidad de Granada, dirige desde 2018 el Instituto Cervantes, y aquí, de paso por Buenos Aires, donde participa de la Feria del Libro, fue declarado Huésped de Honor por la Ciudad.

Del acto, que se celebró en el mítico edificio de La Prensa, participaron Enrique Avogadro, ministro de Cultura porteño; Antonio Rodríguez Villar, presidente de la Academia Nacional de Folklore y José María Castiñeira de Dios, su vicepresidente. También estuvo presente la embajadora de España en Argentina, María Jesús Alonso. 

“Estamos celebrando a un poeta además de al director del Cervantes, que hace una labor impresionante por la lengua y la cultura. Celebramos al poeta polemista que no le tiene miedo a la incomodidad, el que nos hace reflexionar y también al poeta que nos recuerda la vida y la muerte, la finitud”, dijo al presentarlo Enrique Avogadro.

En representación de la Academia Nacional de Folklore, Antonio Rodríguez Villar señaló: “Esperamos mantener una relación más estrecha y activa con el Instituto Cervantes, serás un embajador de la Academia Nacional de Folklore en España”.

“La felicidad esta mañana tiene mucho que ver con el amor que he tenido siempre por Buenos Aires. Vine por primera vez en 1984, cuando acababa de llegar la democracia y también había llegado a España”, señaló, por su parte, Luis García Montero en el Salón Dorado del edificio.

Contó: “Tuve el honor de haber conocido a Borges, que era un escritor al que admiraba pero al que temía también. Cuando nos presentaron, dijeron de mí que era un joven poeta de 22 años y recuerdo que Borges dijo ‘yo alguna vez tuve 22 años, pero no sé si soy poeta”. El público reía.

 “Los poetas buscamos la palabra precisa”, continuó Montero y analizó la carrera literaria de Juan Ramón Jiménez, quien empezó a escribir en la onda del modernismo pero después empezó a pensar que se estaba encerrando en sí mismo: “Es un peligro que el género se aparte de la realidad y Juan Ramón como Antonio Machado se dieron cuenta de esto”.

Trayectoria. Es poeta y crítico literario español  ensayista  catedrático de Literatura Española en la Universidad Granada.  / Fotos Emmanuel Fernándezz

Trayectoria. Es poeta y crítico literario español  ensayista  catedrático de Literatura Española en la Universidad Granada.  / Fotos Emmanuel Fernándezz

Durante su discurso, el poeta retomó a García Lorca, a Rafael Alberti (sobre quien hizo su tesis de Doctorado), a Bécquer: “Bécquer hizo lo mismo que Juan Ramón, aprovechó la lección de lo popular para llevarlo a la poesía lírica del siglo XIX. Encuentro reflexiones similares entre Juan Ramón, Bécquer y Borges”, subrayó.

Montero también recordó que 1928, Borges publicó El idioma de los argentinos, cuya línea de reflexión recordó como muy interesante. “Somos 500 millones de personas en el mundo que hablamos el mismo idioma; creamos una comunidad de entendimiento, respetando la diversidad de una comunidad tan amplia”, celebró.

Durante la conferencia dijo además que “Lorca era de Granada y lo que quería era potenciar su región. En 1933, viajó a Buenos Aires a presentar Bodas de sangre con Lola Membrives y ése viaje fue fundamental para él”.

García Montero. Rescató las figuras de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. / Fotos Emmanuel Fernández

García Montero. Rescató las figuras de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. / Fotos Emmanuel Fernández

Otro de los escritores rescatado por Montero fue Arguedas, al que reconoció como “un gran reivindicador del quechua y de la poesía quechua”. En eso se parecían con Lorca, dijo Montero, en “ir hacia la condición del ser humano con la experiencia de los años”.

Julio Cortázar también estuvo presente en esta ceremonia, y fue cuando Montero lo recordó, retomando lo que dijo el escritor de Rayuela, entre otras grandes obras, sobre lo que sucedía en los comienzos de los años 80, cuando la palabra y algunos los medios de comunicación –según Cortázar- eran utilizados para generar odios: “Si julio Cortázar hubiera vivido en 2022, con las redes sociales y la sustitución de las relaciones de carne y hueso por las redes virtuales y los discursos de odio, no se qué hubiera dicho”, dijo el director del Instituto Cervantes.

 “Si julio Cortázar hubiera vivido en 2022, con las redes sociales y la sustitución de las relaciones de carne y hueso por las redes virtuales y los discursos de odio, no se qué hubiera dicho”, dijo el director del Instituto Cervantes.

“Deberíamos hacer un ejercicio de reflexión para recuperar la conexión humana y los valores universales, así como los derechos humanos. Invertir en cultura es fundamental y generar comprensión del otro es la única manera de generar comprensión de uno mismo. Me gustaría acabar con un escrito de Almudena en 2014, en la feria del libro de Madrid”, dijo Montero, compañero de Almudena Grandes durante gran parte de su vida.

“La cultura no tiene nada que ver con los famosos, con los diseños de alta cultura para la alfombra roja; la cultura tiene que ver con las canciones que cantan las madres a sus hijos para que se duerman en sus brazos”, leyó Montero, citando las palabras inmortales de Almudena Grandes, compañera también en su lucha incansable contra el franquismo y el olvido.

VA



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.