Débora Gómez llegó hasta las tarjetas, pero no pudo con la campeona Lourdes Juárez



Débora “Polvorita” Gómez no pudo con la mexicana Lourdes Juárez. En Fresnillo, Zacatecas, la boxeadora local fue inteligente para conservar la diferencia que logró establecer durante la contienda y, pese a la reacción de la bonaerense en la recta final, tuvo mayor resto físico y conservó el título mundial supermosca del Consejo Mundial de Boxeo.

La experimentada pugilista mexicana de 35 años, que no pierde una pelea hace poco más de ocho años, se impuso en el Domo de la Feria con tarjetas a favor de 96-94, 98-92, 98-92, en una pelea en la que recibió un par de golpes con la cabeza, uno de ellos causante de mucho sangrado.

Pese a ello, “La Pequeña Lulu” alcanzó la victoria número 34 (4 KOs) en su carrera, en la que apenas acumula dos derrotas y realizó la tercera defensa exitosa de su corona

La boxeadora de José León Suárez, de 27 años, cosechó la octava derrota de un historial que también comprende 7 triunfos (ninguno antes del límite) y 2 empates.

La última pelea de “Polvorita” Gómez había sido en diciembre del año pasado, en el Polideportivo de Tierras Altas, en Tortuguitas, donde perdió por puntos ante la también bonaerense Ayelén Granadino.

Un inicio adverso para “Polvorita” Gómez

Los dos primeros asaltos fueron de estudio; desde la larga distancia, la «Pequeña Lulú» intentó marcar impactos con el ‘jab’ ante una rival con buena defensa.

La monarca defensora comenzó a controlar la pelea después del tercer asalto; dañó con el ‘jab’, y también llegó con el gancho al estómago ante una oponente con embestidas, una de ellas con un cabezazo a la cara de la mexicana.

Juárez mantuvo ventaja cómoda en las tarjetas de los oficiales al llegar el combate a la mitad, a partir de lo que la pelea cambió porque Lourdes aumentó el sangrado y comenzó a cuidarse de no recibir otro impacto porque el árbitro no advirtió ni penalizó a Gómez por sus ataques ilegales.

La reacción de la argentina no alcanzó

Gómez sacó provecho de las condiciones y recuperó terreno en los ‘rounds’ siete y ocho; entró con el 1-2 y llevó la iniciativa ante una rival más preocupada en no ser lastimada que en atacar.

Sin embargo, la zurda argentina se vio cansada, tiró al suelo el protector y no pudo seguir con la iniciativa en los dos asaltos finales en los que si bien no hubo muchos golpes, Juárez hizo el trabajo para conservar la ventaja.

Con información de EFE.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.