Facundo Manes dijo que «el presupuesto de la Ciudad en Educación bajó» y Soledad Acuña lo desmintió


Facundo Manes cuestionó este domingo la gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires al dar cuenta de una supuesta baja en el presupuesto destinado a Educación. Quien salió a cruzarlo, en un nuevo episodio de la interna de Juntos por el Cambio, fue Soledad Acuña. La ministra porteña aseguró que el diputado de la UCR estuvo “mal asesorado”.

“La calidad educativa en el país es un desastre, un drama, pero la Ciudad no es una excepción. Se bajó el presupuesto educativo en los 14 años de gestión del PRO. El presupuesto del ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires cayó 14 por ciento en términos reales, descontando el efecto de la inflación entre 2011 y 2020”, apuntó el neurólogo en una entrevista que concedió en Radio Rivadavia.

Y continuó exponiendo sus datos: “El peso del presupuesto del ministerio dentro del total de gastos del gobierno porteño se redujo del 23.8 al 18.5 en el mismo período. Catorce años de gobierno del PRO, con uno de los mayores presupuestos de América Latina, con DF y San Pablo, y el promedio de la calidad educativa de la Ciudad de Buenos Aires es menor al de Chile”.

Soledad Acuña dijo que Facundo Manes estuvo “mal asesorado”.

Soledad Acuña dijo que Facundo Manes estuvo “mal asesorado”.

La respuesta llegó por intermedio de Acuña. En TN, la funcionaria porteña afirmó que Manes estuvo “mal asesorado”. Entre sus argumentos, mencionó que el presupuesto “no solo no cayó 14 puntos en los últimos 14 años, sino que subió en términos reales 12 puntos”.

“Cuando (Manes) habla de que cayó en términos proporcionales, lo que no le dieron como información es que en la Ciudad se agregó el servicio de subterráneos y se agregó el traspaso de la Policía, eso aumentó el presupuesto y también hizo que la distribución de la torta sea distinta. Porque no aumenta a 120% la torta, se redistribuye. Todos los ministerios perdieron un poquito”, detalló Acuña.

Y continuó: “Son un poco más de 188 mil millones de pesos de presupuesto. Si el presupuesto hubiese bajado, no hubiésemos podido construir 54 escuelas, ni crecer en 3.100 cargos docentes”.

“Todo lo que ha pasado, como la inversión en tecnología, no hubiera sido posible si nos hubiesen recortado el presupuesto”, argumentó la funcionaria porteña. «Hoy el presupuesto de Educación dentro de la torta es el pedazo más grande: ocupa el 19%», puntualizó.

Manes, más temprano, se había quejado porque “en vez de hablar de calidad educativa y qué hacemos para que los chicos aprendan y se inserten en un mundo de conocimiento, vemos focus group, encuestas, y si bajamos un puntito tomamos decisiones que no cambian nada”. Una clara alusión a la decisión del gobierno de la Ciudad de prohibir el uso de la “e”, la “x” y el “@” en las aulas.

Facundo Manes: “Es fulbito para la tribuna”

El diputado radical se mostró en contra de aquella resolución educativa, a la que calificó como “un fulbito para la tribuna”.

“No hay prohibición porque nunca se aprobó el uso del lenguaje inclusivo. En definitiva, se trata de aplicar la currícula, tal cual existe desde hace tiempo. La verdad que el problema en la Argentina es de calidad educativa”, indicó.

En paralelo, Manes aseguró que esa debería ser la “prioridad número cien” en el país y sostuvo que deberían encargarse de «alimentar a los chicos, sacarlos de la pobreza, mejorarle el salario a los docentes, cambiar la currícula y adaptarla al Siglo XXI, y otra vez poner a la educación como sinónimo de desarrollo personal y de un país”.

“Me encantaría hablar con (Horacio Rodríguez) Larreta personalmente del tema, igual que con (Axel) Kicillof y con los gobernadores. Tenemos que hacer una revolución educativa, no emparchar ni implantar temas que son de coyuntura, de un día o dos”, dijo el neurólogo en LN+.

Por su parte, Acuña remarcó que “los dirigentes políticos” que la cuestionan “no leyeron la resolución” y manifestó: “Es mucho más fácil ponernos a nosotros, como espacio político, en un lugar de censores, oportunistas y marketineros, que discutir qué otras alternativas hay”.

“Por la forma en que se polemiza esto, nos olvidamos, pero hace un año y medio que venimos hablando de educación. Cuando empezó la pandemia, como gobierno de la Ciudad dijimos que hacía falta abrir las escuelas, empezamos a poner la discusión sobre la mesa sobre lo que necesitaban los estudiantes y los problemas que iba a traer”, justificó.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.