Proponen una norma que les impida jugar a los futbolistas con procesos avanzados por violencia de género


Con el propósito de que las instituciones vinculadas al fútbol otorguen «un mensaje claro» como prevención ante la violencia de género, el abogado Guillermo Torremare, consideró que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) debe tratar una norma que impida salir a la cancha a aquellos futbolistas o miembros del cuerpo técnico que enfrenten procesos judiciales avanzados en delitos con violencia de género.

«Las instituciones vinculadas al fútbol deben dar mensajes claros a la sociedad de que no es aceptable la violencia de género, lo que debería traducirse en el dictado de una norma propia ordenando que un procesado, llegada la etapa avanzada del proceso en que se encuentra, y mientras éste se desarrolla, no pueda participar del espectáculo futbolístico. Sería una forma de prevenir la violencia de género», expresó Torremare, magíster en Derechos Humanos y abogado especializado en DDHH y Derecho Laboral.

«El caso destacado es el del delantero de Boca Sebastián Villa a quien en una causa ya se ha fijado fecha de debate de juicio y en la otra ya se lo ha llamado a indagatoria, lo que quiere decir que hay pruebas suficientes para sospechar que es autor de los delitos que se le imputan», indicó Torremare.

El colombiano Sebastián Villa es investigado en dos casos de violencia de género. Foto: Marcelo Carroll

El colombiano Sebastián Villa es investigado en dos casos de violencia de género. Foto: Marcelo Carroll

«Villa se encuentra procesado en dos causas, acusado de la comisión de delitos con violencia de género, y si bien mientras no se dicte una sentencia condenatoria el jugador se presume inocente, al mismo tiempo las denuncias existen y tienen entidad para que el Poder Judicial les de curso y hoy existan procesos penales avanzados”, diferenció.

Entre sus fundamentos, Torremare destacó uno que tiene que ver con las estadísticas de femicidios. «Villa es una figura pública y su equipo uno de los más populares del país, país en el que se registra casi un femicidio por día, lo que hace que la lucha contra los delitos de género exija el compromiso de las instituciones, quienes –al menos en principio- no deben ser indiferentes ante los procesos judiciales que por tales delitos afronten sus integrantes», distinguió.

“La responsabilidad de figuras públicas que llegan a ser ídolos de un importante sector de la sociedad es mayor que la del hombre común, al tiempo que hay una responsabilidad institucional de las entidades deportivas, que es independiente de una eventual y futura condena penal”, justificó.

La situación de Villa

La defensa de Villa solicitó este miércoles la postergación para el 30 de junio de la indagatoria que debía prestar el viernes próximo en la causa que lo tiene como acusado del abuso sexual de una joven en un country de Canning, en junio del año pasado, informaron fuentes judiciales.

El abogado Martín Apolo, defensor de Villa, presentó un escrito ante la fiscalía Especializada de Violencia de Género de Esteban Echeverría, a cargo de Vanesa González, para que se postergue la indagatoria porque tiene dos compromisos futbolísticos con su club Boca Juniors que le impedirán estar presente.

Es que, aún cuando está imputado por el delito de «abuso sexual con acceso carnal» de una joven de 26 años, el delantero xeneize fue convocado por el técnico de Boca Sebastián Battaglia para disputar el mismo viernes a las 20.30 el partido por la campeonato local contra Unión; y luego tiene previsto viajar a la ciudad brasileña de San Pablo para jugar el encuentro por los octavos de final de la Copa Libertadores de América frente a Corinthians.

De hecho, un juez correccional de San Martín ya le concedió una autorización especial para viajar a Brasil la semana próxima, a pesar de que tiene un impedimento judicial de abandonar el país en el marco de otra causa que lo tiene como imputado -y a punto de ser sometido a juicio oral- por violencia de género contra su expareja.

El pedido de la defensa de Villa fue rechazado por el abogado que representa a la víctima, Roberto Castillo, por lo que aún debe resolver la fiscal González si hace lugar y posterga la indagatoria, la cual estaba prevista para el próximo viernes a las 10.30.

Por otra parte, la fiscal pidió hora y fecha para que le realicen a Villa un informe psicológico con psicodiagnóstico, como parte de los elementos de prueba que le reclamó el juez de Garantías de San Martín Javier Maffucci Moore cuando rechazó un pedido de detención del colombiano.

El 7 de este mes, la fiscal había solicitado la detención del goleador por considerar que existe peligro de fuga debido a la expectativa de pena que tiene el delito que se le imputa, de 6 a 15 años de prisión, no excarcelable.

Sin embargo, ese pedido fue rechazado por el juez Maffucci Moore, quien consideró que la declaración de la víctima no es prueba suficiente como para encarcelarlo y le sugirió a la fiscal González profundizar la investigación.

La denuncia contra Villa fue presentada por escrito el 13 de mayo en la UFI 3 de Esteban Echeverría y a los tres días la denunciante la ratificó de manera presencial en la fiscalía.

La víctima contó que el hecho ocurrió la noche del 26 de junio de 2021 en el country «Venado II» de la localidad bonaerense de Canning, donde vivía el futbolista, y luego de un asado del que habían participado otros jugadores del plantel xeneize.

Según la denuncia, Villa había consumido «mucho alcohol» y comenzó a reprocharle que sospechaba que le gustaban o que había estado con otros jugadores del plantel.

Tras mantener una fuerte discusión, ambos se retiraron del lugar y se dirigieron a la casa del futbolista junto a un empleado de seguridad y un amigo del jugador, y, allí, según dijo, Villa la encerró en una habitación, abusó sexualmente de ella y la intentó sofocar.

Esta no es la única causa penal que involucra a Villa, ya que el delantero de Boca será sometido a un juicio entre el 19 y 21 de septiembre próximos en otro expediente que le inició su expareja por las lesiones y amenazas sufridas en abril del 2020 en la casa que compartían en la localidad bonaerense de Canning.

Tanto fuentes judiciales como los abogados de la querella y de la defensa confirmaron que las audiencias se desarrollarán ante el juzgado Correccional 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Claudia Dávalos, y el futbolista llegará acusado del delito de «lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas coactivas» contra su expareja Daniela Cortés, también colombiana.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.