Una oda a la naturaleza y una trágica historia en los Pirineos: quién es Irene Solà


Canto yo y la montaña baila es la segunda novela de la escritora catalana Irene Solà. Publicada por Anagrama en 2019, recibió varios premios y elogios por la crítica literaria en Europa.

La historia transcurre en los Pirineos donde una familia se encuentra atravesada por la pérdida de Domènec, un campesino poeta que muere partido por un rayo, y por la de Hilari, uno de sus hijos, en un confuso episodio.

El libro es una oda a la naturaleza y al mundo animal en el que Solà construye historias de amor, de persecuciones y supervivencias. Aquí, hombres, mujeres y personajes no humanos tienen vos propia: las nubes, la tormenta, las brujas, el perro, mujeres de agua, las setas y la montaña, entre otros personajes que ha creado.

fichalibro-canto-yo-y-la-montana-baila

La autora además rescata episodios de la Guerra Civil Española a través de un trabajo de investigación que realizó en esta zona montañosa. También hay diálogos, poemas y relatos maravillosos.

Solà, que visitó Argentina durante la Feria del Libro, vivió y estudió en Londres pero escribe en catalán

–¿Cómo definís tu libro?

–El libro se sitúa en el Pirineo catalán y cuenta la historia de una familia que sufre dos muertes violentas arriba de estas cimas. La historia es contada desde la voz y desde la perspectiva de todos aquellos que viven o pasan por esas montañas, vivieron y murieron allí y también a los animales, las setas, los temporales, la voz de la montaña misma, la de los seres mitológicos o mágicos que se suponen que viven en el Prepirineo.

Planteo cuestiones, preguntas y reflexiono sobre temas muy diversos: la voz, la perspectiva y storytelling. Uso todo esto para disfrutar del placer de escribir y leer y también para profundizar y reflexionar sobre temas muy diversos.

Irene Solà visitó el país durante la Feria del Libro. Foto Oscar Holloway/ Gentileza

Irene Solà visitó el país durante la Feria del Libro. Foto Oscar Holloway/ Gentileza

–¿Estuviste en los Pirineos? A veces, el autor escribe historias que le remiten a su pasado.

–Los Pirineos no son mi zona, no soy de allí ni tampoco crecí allí. Cuando escribí mis dos novelas vivía en Londres. Entonces, viajaba una o dos veces por mes a los Pirineos y me iba a esta zona a impregnarme, a hablar con la gente, a conocerlas y a pasear.

–¿Qué despierta la montaña en Irene Solà como escritora y también en su vida personal?

–Elegí el Pirineo catalán porque encima de esta montaña me cabían muchas de las cosas que quería investigar. Me cabía una reflexión y un trabajo alrededor de los rastros físicos que hoy en día se pueden encontrar de la Guerra Civil Española y de la retirada republicana.

Allí habían tenido lugar juicios, torturas y asesinatos por brujería hace más de 300 años. Había muchas cosas en ese territorio, muchas capas de vidas, anécdotas e historias que quería trabajar y que encajaban ahí arriba.

–La mayoría de los personajes están narrados en primera persona, con un protagonista diferente en cada capítulo: El rayo, Mía, Sió, las brujas, el fantasma, el perro, el oso y mujeres de agua. ¿Cómo hiciste para describir a cada uno en diferentes capítulos?

fichalibro-los-diques

–Me di cuenta al principio que quería escribir esta historia desde todas estas voces y desde todas estas perspectivas. Cada personaje iba a hablar solamente una vez. He construido todos los personajes de la misma manera, no he construido personajes humanos diferentes de los no humanos sino al revés: construí estas piscinas de información, de anécdotas, de conocimientos para cada uno.

En el caso del temporal, tuve que informarme cómo se forman las nubes y así fui llenando esta piscina de informaciones. Luego, te tiras a la piscina y empiezas a escribir y a jugar con todo este material que has encontrado y a usarlo creativamente para contar parte de la historia que estaba contando. Porque nadar es escribir.

–Tu libro es una bellísima construcción literaria. Además hay diálogos y poesía. No solo estamos descubriendo a una gran escritora sino también a una gran poeta.

–Lo escribí leyéndolo en voz alta, escuchando el sonido de las palabras, fijándome mucho en los ritmos, en la sonoridad. Está lleno de onomatopeyas que se refleja, que se mira en el espejo del folclore. Por eso hay mucho cuidado en cada palabra.

Hay un capítulo que está escrito en poemas; no son míos sino de Hilari. Yo nunca los escribiría, los escribe este personaje. Siempre me preguntan: ¿de los 18 personajes, cuál eres tú? ¡Yo no soy ninguno! No pienso como ninguno. Las opiniones de Hilari sobre la poesía no son mías. Pero sí es verdad que hay un trocito pequeñito de mí en todos, es la puertecita que me permitió meterme dentro de todas esas voces por más que no sean mis ideas ni mis poemas.

–¿Por qué el título Canto yo y la montaña baila?

–Tenía toda la novela escrita, casi terminada, pero no tenía el título hasta que un lector muy amigo mío, uno de los primeros que leyó el manuscrito, me dijo que el título ya lo tenía, ya estaba escrito: es el verso de Hilari. Lo miré bien y me di cuenta que tenía razón.

El título tiene dos significados: por un lado, es como irreverente, como una broma con eso de que canto yo y la montaña baila y ole tú. Esa actitud, ese juego, esa irreverencia forma parte de la energía del libro: un capítulo escrito desde las nubes, otro desde unas setas, desde un corzo, desde un fantasma. 

También tiene otra lectura un poco más seria ya que apela al potencial, al infinito, al poder brutal de las palabras y a la imaginación, al poder brutal de la literatura que es esta idea de canto yo, escribo yo, cuento yo una historia, construyo yo una historia y todo es posible y las montañas bailan.

"Me interesa mucho la historia, repensar lo que nos han contado de ella desde una perspectiva contemporánea", asegura Irene Solà. Foto Ignasi Roviró/ Gentileza

«Me interesa mucho la historia, repensar lo que nos han contado de ella desde una perspectiva contemporánea», asegura Irene Solà. Foto Ignasi Roviró/ Gentileza

–También mencionás episodios de la Guerra Civil Española en Los Pirineos.

–Me interesa mucho la historia, repensar, reanalizarla o lo que nos han contado de ella desde una perspectiva contemporánea, desde una mirada crítica, feminista. Es una de las cosas que intento hacer en la novela hablando y pensando en la Guerra Civil Española y en la brujería.

Intentar mirar cómo se ha contado, cómo se ha construido la historia en mayúscula pero también las historias en minúsculas, los cuentos, las narrativas que rodean eso cargan un ADN de quiénes hemos sido. Ese ADN ha ido como sobreviviendo, pasando de generación en generación hasta llegar a nosotros. Nos ayuda a entender un poco más quiénes somos, quiénes hemos sido, cómo hemos mirado, entendido y explicado el mundo.

–La novela relata la muerte de Domènec y otros asesinatos. Jaume siente culpa: mantiene un diálogo con Mía en el que está latente el deseo de perdón ya que habían tenido una historia de amor.

–Hay una historia de amor que se ve truncada por un accidente, por la muerte de Hilari, el hermano de Mía y amigo de Jaume. Hay una separación entre Mía y Jaume que dura muchos años. Me di cuenta que me iba a guardar sus voces para el final. Era necesario que los volviera a juntar, a ponerlos a uno delante del otro para que pudieran mantener la conversación pendiente que tienen.

–El libro ganó el European Union Prize por Literatura en 2020 y el premio Llibres en 2019. ¿Qué importancia le das?

–Los premios acostumbran a traer cosas muy buenas como traducciones y visibilidad. Este libro tiene 25 traducciones y seguramente en parte es gracias a los premios que recibió. Estoy muy agradecida de los premios pero, para mí, son una cosa que vienen luego.

El tuétano de lo que yo hago tiene que ver con ese proceso, con esas chispas de las ideas, con esa investigación, con crear un mundo, meterse ahí dentro y construirlo. Para mí, es lo vital, lo importante, lo que le da sentido a todo.

Solá Básico

  • Es narradora, poeta y artista plástica española. Nació en Mallá, en la comunidad de Catalunya (España), en 1990.
  • Es Licenciada en Bellas Artes en la Universidad de Barcelona y tiene un Máster en Literatura, Cine, y Cultura Visual en la Universidad de Sussex (Inglaterra).
  • Los diques, su primera obra, ganó el Premio Documenta 2017. Además, en 2012 publicó Béstia, un libro de poemas ganador del Premio de Poesía Amadeur Oller, fue traducido al inglés y al italiano y próximamente podrá ser leído en castellano. 

PC



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.