«Si esto sigue así, mucho que hacer no tengo»


Juan Grabois blanqueó este martes sus fuertes diferencias con el Gobierno nacional y amenazó con dar el portazo a la coalición oficialista. Ocho días después de la designación de Silvina Batakis, el dirigente social dijo que, “si esto sigue así”, no tiene «nada que hacer» en el Frente de Todos.

«Si esto sigue así, salvo que se conforme un núcleo dentro de la coalición que plantee fuertemente que esta política fue equivocada desde el principio y que el motivo de sostener la unidad es evitar una vuelta de los sectores más duros del neoliberalisno, pero plantando una alternativa política a Alberto Fernández, dentro del marco de la Coalición, yo mucho que hacer no tengo«, fue la contundente declaración con la que parece haber sacado su respaldo al Gobierno nacional.

En la misma entrevista que concedió a LN+, admitió también que «la coalición no está funcionando» y que se trata de «un proyecto fallido del conjunto». «Hay responsabilidades compartidas pero diferenciadas», aseguró, pero también destacó que «el Poder Ejecutivo tiene una responsabilidad superior».

El referente del Movimiento de Trabajadores y Excluidos, y del Frente Patria Grande, calificó a Alberto Fernández como «un mal presidente» y ensayó una fuerte defensa de Cristina Kirchner: «Es una mujer honesta e íntegra, que se preocupa por su país. Y no robó». 

«Del Ejecutivo dependieron las negociaciones con el FMI, la gestión macroeconómica y la política social. Esas tres cosas fueron inarmónicas, improvisadas y sin un liderazgo claro», analizó.

Juan Grabois calificó a Alberto Fernández como un "un mal presidente".

Juan Grabois calificó a Alberto Fernández como un «un mal presidente».

Durante el gobierno de Mauricio Macri se mostró cercano a la actual vicepresidenta, a quien incluso acompañó hasta la puerta de los tribunales en una de sus citas judiciales.

Esta noche, pese a su férrea postura pro Cristina, le endilgó a la expresidenta haber «elegido mal» y le cuestionó que “no puede reconocer las cosas buenas que hacen los otros. Necesita un reconocimiento de las cosas que ella hizo bien». «Puede haber un poco de soberbia ahí«, deslizó, entre otros leves cuestionamientos.

Tras respaldar la fórmula del Frente de Todos en las elecciones 2019, aseguró que le daría «100 días» al gobierno para mostrar resultados. La pandemia del coronavirus y las restricciones a la circulación demoraron ese salto, que se aceleró en los últimos meses.

Primero fue el acuerdo al que llegó el Gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional, con Martín Guzmán como actor clave de las negociaciones.

«Siento que hay una especie de fe supersticiosa en el rebote económico. En acuerdos palaciegos con el FMI y veo que, día tras día, lo que hoy reflejan las estadísticas se va viendo en la sociedad», dijo en abril pasado, al tiempo que definía a Guzmán como un académico «sin calle».

Aunque luego buscó bajar el tono de la polémica, siguió con sus cuestionamientos a Matías Kulfas (cuando aún no había salido eyectado del Ministerio de Desarrollo Productivo) y a Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Volvió a apuntar directamente a Alberto Fernández el 29 de junio pasado, tras la visita del mandatario a Milagro Sala, internada en Jujuy. «Si el Presidente está convencido que ponga las pelotas arriba de la mesa y se juegue por algo», reclamó el indulto a la líder de la Tupac Amaru, con prisión domiciliaria.

Recientemente también se sumó a los reclamos de los movimientos sociales para establecer un «Salario Básico Universal», un pedido al que le pusieron su firma los diputados que responden al Frente Patria Grande: Itai Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagioli.

Ese fue uno de los motivos de su cautelosa bienvenida a Silvina Batakis. «Te banco fuerte pero no te felicito; eso de andar felicitando designaciones no me cabe; me reservo las felicitaciones para cuando implementes el Salario Básico Universal ¡Cazá la birome y no te demores por favor!«, le escribió en Twitter, retomando el reclamo que le lanzó Cristina a Alberto Fernández.

Horas más tarde, Batakis consensuó con el Presidente no incluir esa medida en la primera batería de anuncios que hizo este lunes. Esas iniciativas merecieron una nueva reacción de Grabois: dijo que las primeras decisiones de la ministra representan un «ajuste» y anticipó el inicio de un plan de lucha.

En efecto, este jueves la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) iniciará una ronda de asambleas en todo el país y marchará al Congreso de la Nación en reclamo de una Ley de Tierra, Techo y Trabajo. Ese día se espera un caos de tránsito en el centro porteño, con una manifestación de Polo Obrero.

Juan Grabois: “El Presidente está en un termo”

Previamente, y atendiendo al contexto actual del país, Grabois manifestó en C5N que “el Presidente tiene que reaccionar”. “Está en un termo con sus cinco amigos de la Capital Federal”, acusó, sin dar nombres.

A Fernández le cuestionó su gestión y remarcó que “lo que tensionó” al Frente de Todos “fue el acuerdo con el FMI, que era el problema más grave que heredaba la Argentina de Macri y que se resolvió mal”.

"La gente está tremendamente decepcionada con el Presidente", señaló Grabois. Foto: Luciano Thieberger.

«La gente está tremendamente decepcionada con el Presidente», señaló Grabois. Foto: Luciano Thieberger.

“El problema no es Guzmán, el problema es el Presidente porque el que conduce el país es el Presidente, que es responsable de lo que hizo Guzmán”, indicó.

En ese sentido, remarcó su desilusión porque esperaba que “el gobierno proteja los intereses de los trabajadores, asalariados, jubilados, los informalizados y el poder adquisitivo”. “Si vos agarrás desde 2015 para acá, los informalizados perdieron más de un tercio”, graficó.

La gente está tremendamente decepcionada con el Presidente. Yo no quiero que se vaya nadie. No quería que se vaya Guzmán. Quería que cambie la política, no que se vaya porque para mí, insisto, es un tipo personalmente íntegro. Creo que jorobó a la Argentina más que algunos corruptos. ¿Por qué? Por la matriz ideológica”, explicó.

Por último, opinó que “acá le están poniendo una alfombrita roja a Patricia Bullrich, a Mauricio Macri y a Rodríguez Larreta para que lleguen a la Casa Rosada”. “La están poniendo por la economía. Un gobierno tiene que definir qué intereses defiende”, exigió.

ES



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.