había dejado una bolsa blanca tras el atentado a Cristina Kirchner



La Justicia allanó este jueves a la madrugada la casa del ex novia de Brenda Uliarte, imputada en el caso por haber participado del intento de homicidio contra Cristina Kirchner frente a du departamento en Recoleta. En una declaración testimonial que concluyó 4.45 dijo que la joven «quería ir a aclarar todo» y que el viernes por la mañana le contó «lo que Montiel había querido hacer». 

El joven que se llama Andrés y que se había presentado en varios canales de televisión para contar cómo era Uliarte fue quién recibió a la joven luego de que huyera, el jueves pasado, tras el atentado a la vice.

La declaración testimonial duró hasta las 4.45. El joven se mostró preocupado por la situación de quien fue su pareja y que sin poder comprenderlo aún, vio que en pocos días se convirtió en noticia. Contó los detalles de esas últimas horas en las que la vio.

El jueves por la noche Brenda tocó la puerta de su casa en San Miguel, era habitual que ella pase algunas noches de forma esporádica en su casa. Pero explicó que si él no está en la vivienda, ella nunca se quedaba sola. Apenas llegó, se fue directo a dormir sin decir nada.

Al día siguiente, viernes muy temprano por la mañana él tenía que salir a trabajar y la despertó.

Fue en ese momento cuando ella le contó que Fernando Sabag Montiel había atacado a Cristina Kirchner, en otras palabras dijo «me contó lo que quiso hacer su novio pero yo no le creí, no lo podía creer». Dejaron la propiedad y él la acompañó hasta la parada de colectivos y fue la última vez que la vio.

Por la situación, por el apuro Brenda dejó en su casa la bolsa blanca con la que las imágenes la muestran retirándose por la calle Uruguay, por demás calmada ante el caos que la rodeaba: Fernando Sabag Montiel había gatillado dos veces el arma Bersa calibre 32 hacía pocos minutos. La bolsa junto a un paraguas fueron secuestrados por la justicia federal y se ordenó un estudio pericial para detectar huellas y observar el contenido de la bolsa.

De allí huyó a San Miguel, a la casa de su ex pareja. Cuando la dejó en la parada de colectivos y se dirigió a su trabajo empezó a escuchar las repercusiones de la noticia. Entonces relacionó lo que Brenda le había contado hacía pocas horas con lo acontecido.

A Uliarte «la conocía hace mucho tiempo» explicó ante el fiscal Carlos Rívolo durante la declaración testimonial y reiteró que el comportamiento actual no era propio de ella, «los últimos seis, siete meses estuvo influenciada por Montiel». Se comunicaron el domingo durante la tarde. Brenda le había dicho que iba a volver su casa a San Miguel, el refugio que encontró después del ataque.

Cuando se encontraba en el tren para dirigirse desde Barracas a San Miguel, la Policía Federal la detuvo acusada de haber sido parte de la planificación del atentado contra la vicepresidenta.

En otro tramo de su declaración testimonial, Andrés se mostró apenado por la situación y dijo que con Brenda habían tenido un hijo que perdieron. «La quería mucho entendía que había sido influenciada mucho en los últimos seis meses por Montiel pero a él no lo conozco», añadió.

Durante su declaración testimonial, el martes por la noche, la joven dijo que no había tenido nada que ver con los hechos investigados. Sólo contó que había ido a acompañar a Sabag Montiel el jueves pasado y calificó de «aberrante» el ataque. «De haber sabido lo que iba a hacer, no iba», dijo ante la justicia. 

El fiscal Carlos Rívolo la imputó por haber intentado “dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner – Vicepresidenta de la nación y Presidente de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación-, contado para ello con la planificación y acuerdo previo entre ambos”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.