Ferrari marcó el ritmo en los ensayos de un GP de Italia donde mandan las penalizaciones


Las primeras dos sesiones de entrenamientos para el Gran Premio de Italia se llevaron a cabo este viernes y los tifosi se fueron satisfechos del Autódromo Nacional de Monza, ya que en ambas tandas las Ferrari terminaron adelante. Sin embargo, y más allá de lo que ocurra en la clasificación el sábado, la grilla de partida para la 16ª prueba de la temporada de la Fórmula 1 no se resolverá únicamente en base a lo que suceda sobre el asfalto, puesto que seis de los 20 pilotos deberán cumplir penalizaciones, entre ellos cuatro de los seis primeros del campeonato.

En la primera sesión del viernes, antes de cuyo comienzo se realizó un minuto de silencio por el fallecimiento de la reina Isabel II, Charles Leclerc registró la vuelta más veloz al trazado de 5.793 metros con un tiempo de 1:22.410. Así, el monegasco superó por 77 milésimas a su compañero de equipo, el español Carlos Sainz, y por 279 milésimas al británico George Russell (Mercedes). El líder del certamen, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), finalizó quinto, mientras que el mexicano Sergio Pérez, con problemas en el Sistema de Reducción de Resistencia Aerodinámica (DRS), terminó 14°.

La segunda tanda mostró el predominio del otro piloto de Ferrari: Sainz detuvo el cronómetro en 1:21.664 en el mejor de sus 24 giros y relegó por 143 milésimas a Verstappen. Más atrás se ubicaron Leclerc (escolta en el campeonato) y los británicos Lando Norris (McLaren) y Russell.

Los británicos George Russell y Lewis Hamilton, durante el minuto de silencio por la muerte de la reina Isabel II. (Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP)

Los británicos George Russell y Lewis Hamilton, durante el minuto de silencio por la muerte de la reina Isabel II. (Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP)

Lo sucedido hoy dio los primeros indicios sobre lo que podría ocurrir el domingo, aunque esta carrera estará visiblemente condicionada por las penalizaciones que obligarán a retrasarse en la grilla de largada a Verstappen, Pérez y Sainz, como así también al multicampeón inglés Lewis Hamilton (Mercedes), al finlandés Valtteri Bottas (Alfa Romeo) y al japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri). Todas ellas, por haber excedido la cantidad límite de algunas piezas en el motor o la caja de cambios.

Verstappen, ganador de las últimas cuatro carreras y de 10 de las 15 que se disputaron este año, deberá retroceder cinco lugares respecto al puesto que obtenga en la clasificación del sábado debido a que cambió por quinta vez el motor de combustión interna (ICE) de su vehículo (el límite es tres), mientras que Pérez, que usará su cuarto ICE de la temporada, se atrasará 10 lugares.

Sainz deberá largar desde el fondo porque para esta prueba habrá superado la asignación de componentes de la caja de cambios y además el equipo Ferrari cambió en su auto el almacén de energía (ES), la electrónica de control (CE) y las unidades generadoras de motor-cinético (MGU-K).

Los cambios en el motor del Red Bull de Max Verstappen relegarán al campeón del mundo en la grilla del Gran Premio de Italia. (Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP)

Los cambios en el motor del Red Bull de Max Verstappen relegarán al campeón del mundo en la grilla del Gran Premio de Italia. (Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP)

Lo mismo le sucederá a Hamilton, puesto que todos los componentes del motor de su Mercedes fueron modificados para esta competencia, con excepción de la electrónica de control (CE) y el ES. En tanto, Bottas perderá 15 puestos por haber cambiado componentes en el motor. Y Tsunoda retrocederá 10 lugares por haber acumulado cinco amonestaciones en la temporada y a ello se sumará una penalización por haber cambiado componentes de la unidad de potencia.

Semejante cantidad de penalizaciones no es infrecuente a esta altura de la temporada. Y, menos aun, en un circuito como el de Monza. Muchas veces, los equipos planifican los momentos para los cambios de piezas (y las consecuentes penalizaciones): suelen hacerlo en aquellos trazados que ofrecen mayores posibilidades de sobrepaso y, por tanto, de recuperación para quienes deben largar desde el fondo de la grilla.

El finlandés Valtteri Bottas, con su Alfa Romeo, será otro de los que deberá largar desde la cola de la grilla el Gran Premio de Italia. (Foto: Luca Bruno / AP)

El finlandés Valtteri Bottas, con su Alfa Romeo, será otro de los que deberá largar desde la cola de la grilla el Gran Premio de Italia. (Foto: Luca Bruno / AP)

Para una temporada, cada piloto puede disponer de tres motores que deben durar aproximadamente ocho fines de semana de competencia. La generación de unidades de potencia que se está usando este año está compuesta por siete elementos y cada corredor puede usar un número determinado de cada uno de ellos antes de recibir una penalización. Por ejemplo, tres turbocompresores, dos almacenes de energía y ocho tubos de escape. También está limitado el uso de componentes de la caja de cambios.

En virtud de los excesos sobre esas cantidades limitadas se fijan las penalizaciones: la primera vez que un piloto utiliza un elemento adicional en su motor, recibe un castigo de 10 puestos en la grilla, mientras que a partir de la segunda la pena es de cinco lugares. En el caso de la caja de cambios, cada modificación que exceda el límite de cuatro unidades asignadas se sanciona con un retroceso de cinco puestos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.