Murió la escritora Mirta Hortas a los 73 años



La vicepresidenta del Centro PEN Argentina había regresado hace pocos días de un viaje por Europa. «Una gran mujer. Bella y buenísima persona», la despidió su expareja Jorge Asís, con quien tuvo 4 hijos.

De manera sorpresiva, la escritora Mirta Hortas murió a los 73 años, cuando se encontraba trabajando en distintos proyectos relacionados con la literatura como vicepresidenta del Centro PEN Argentina Vicepresidenta del Centro PEN. Narradora y autora de varios libros (entre ellos, ‘Punta rasa’ y ‘El tajo’), Hortas había regresado hace pocos días de un viaje por Europa, donde había visitado a uno de los hijos que tuvo con el periodista Jorge Asís, su pareja por más de 30 años.

«Con enorme pesar, Centro PEN Argentina despide a Mirta Hortas, su vicepresidenta, fallecida hace pocas horas. Es una amiga querida y una escritora irreemplazable. Acompañamos a sus hijos, familiares y amigos en esta enorme tristeza”, escribió la organización en sus redes sociales.

«Este ser de luz es mi madre, Mirta Hortas. Falleció. Les dejo un recuerdo feliz de ella, sosteniendo su tercer novela cuando estaba recién publicada», escribió Patricio Zain, uno de los hijos de la escritora.

Jorge Asís, su ex pareja, también la recordó con cariño. «Murió Mirta. Una gran mujer. Bella y buenísima persona. La novelista Mirta Hortas, compañera de vida durante 30 años y madre de mis cuatro hijos. La despido con cariño y dolor», escribió en su cuenta de Twitter.

Con una destacada carrera en las letras y el cariño de innumerables escritores, Hortas había sido una de las socias fundadoras del taller literario Mario Jorge de Lellis. Algunos de sus cuentos fueron publicados en la mítica revista El Escarabajo de Oro, que comandaba Abelardo Castillo. También publicó en distintas antologías de Argentina y España.

Alejada varios años de la escritura, vivió en París y en Lisboa. Su regreso a la Argentina fue en 2000, cuando también regresó a la literatura como novelista. Publicó los libros En espejo ajeno (Galerna, 2005), El tajo (Paradiso, 2015) y Punta Rasa (Paradiso, 2019).

Por fuera del oficio de escribir, también se desempeñaba como asesora literaria, coordinaba actividades culturales o realizaba charlas y lecturas. Desde hace un tiempo era la vicepresidenta del Centro PEN (Poesía, Ensayo, Narrativa), donde organizaban distintos homenajes. Tenía planeado uno en la semana entrante para el escritor Antonio Di Benedetto.

Gabriel Seisdedos, presidente del PEN, la recordó con cariño. “Mirta Hortas velaba por sus compañeros de Centro PEN Argentina con la elegancia y discreción que la distinguían. Había llegado esta semana de una larga estadía por Europa, sus últimos años fueron fecundos y plenos, con reconocimiento literario y acompañada de amigos y de su nieto, Uriel», escribió.

«Gozadora de la vida, viajera impenitente, la muerte la sorprendió cuando se aprestaba al reencuentro de los jueves de catas con quienes la aguardábamos para el brindis del reencuentro y de sus ojos chispeantes. Ante la sorpresa de su muerte se impone la pregunta de su causa, arriesgo una respuesta: demasiada felicidad”, cerró Seisdedos.

En su último viaje por Europa había estado por Bruselas, donde visitó la casa de Julio Cortázar. También en Bosnia, Sarajevo, Zagreb, Montenegro, Dubrovnik o Nápoles. 

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.