Flor Suárez se afianza como autora de cuentos infantiles inspirada en su hija Helena Kusnetzoff


Fue productora de Perros de la Calle donde conoció a Andy, padre de sus dos hijos. Con entradas agotadas, este domingo presenta «Cuentos en Pijamas» en el Konex.

Periodistas y productores compartimos fama de intensos e insistentes con una pizca de mal llevados. Resulta difícil, sino imposible, otorgarle esos atributos a Florencia Suárez, «Kourny» como la conocieron todos desde su paso como productora radial en Perros de la Calle, donde conoció a su actual pareja Andy Kusnetzoff, con quien tiene a sus hijos Helena y León. 

Mientras la mayoría de los humanos nos volvíamos locos encerrados en plena pandemia, ella descubrió gracias a su hija Helena el maravilloso arte de contar historias. Así nació Cuentos en Pijamas 1 (Orsai, $2.900), que se publicó en 2020 –ya va por la quinta edición con ejemplares agotados– y en mayo de este año salió de imprenta Cuentos en Pijamas 2 (Orsai, $4.000), que se presenta este domingo en la Ciudad Cultural Konex.

La cita es a las 15, con entrada general de $2500 (menores de 3 años no abonan) y no se suspende por lluvia. Tocará la banda infantil Pequeño Pez y se leerá el libro en una suerte de happening infantil. 

"Cuentos en Pijamas" tiene una comunidad activa a través de su página web y en Instagram @ellibrodecuentosenpijamas, donde tiene 18.400 seguidores.


«Cuentos en Pijamas» tiene una comunidad activa a través de su página web y en Instagram @ellibrodecuentosenpijamas, donde tiene 18.400 seguidores.

Fanática de River Plate y formada como periodista deportiva –pasó por TN y TyC Sports hasta desembarcar en Radio Metro– fue a partir de un taller de escritura con Verónica García Ontiveros que esos cuentos que le inventaba a su hija a la hora de ir a dormir comenzaron a tener vida propia.

Suárez logra a sus 36 años una voz paciente y amorosa para narrar y darle rienda suelta a Helena –élter ego de su hija– que con su casco de pulpos lila y monopatín rosa descubrirá que a veces crecer es difícil y hasta un poco incómodo también. 

Los papás de esa niña también se parecen un poco a Flor y a Andy, que luce un poco más rubio en el libro. Con ellos y sus historias de aventuras conviven Limón, un perro que se cree gato y Pistacho, un gato que se siente perro.

La argentina Ana Sanfelippo, que actualmente reside en España, es la exquisita ilustradora de los libros de "Cuentos en Pijamas", editado por Orsai.


La argentina Ana Sanfelippo, que actualmente reside en España, es la exquisita ilustradora de los libros de «Cuentos en Pijamas», editado por Orsai.

También un monstruo invisible y un pequeño hermano, Camilo –aparece en la segunda edición– que le pierde el miedo al agua entre colores y burbujas. Todos cobran vida en la tinta fresca y realista de Florencia y Ana Sanfelippo, que merece un párrafo aparte con sus ilustraciones.

«Siempre escribí, mi mamá escribía, ella era una lectora enorme, crecí viéndola leer cinco o seis libros en un mes de vacaciones en la Costa. Y yo volcaba momentos de viajes, sentimientos, anécdotas, tengo un cuaderno que a veces agarro y releo y me sorprendo con cosas del pasado. No lo hago todo el tiempo. Pero la escritura infantil nació ahora junto con mi maternidad, cuando quedé embarazada de Helena –tiene seis años– en vez de comprarle ropa o juguetes, empecé a armarle su biblioteca», recuerda.

Entre esos primeros libros estaban Cómo atrapar una estrella y El monstruo de los colores, de Oliver Scheffers, también de la catalana Rocío Bonilla, una reconocida ilustradora devenida escritora con la maternidad.

Andy Kusnetzoff junto a Florencia Suárez y su hija Helena.


Andy Kusnetzoff junto a Florencia Suárez y su hija Helena.

«Yo a Helena le empecé a leer literalmente desde la panza. Y un día, ya con ella de dos años, me pidió que le inventara un cuento. La verdad es que siempre le leía algo para ir a dormir así que ese día improvisé una historia, lo primero que se me vino a la cabeza y se durmió. Dije: ‘Esto no lo va a recordar nunca’ pero al día siguiente me dijo “¿me contás de nuevo el de la nena y el monopatín”?».

Cuentos en Pijamas «son libros que buscan la conexión entre los adultos y los chicos a la hora de dormir, justo después de un largo día de juegos», confirma su autora. La edición de tapa dura, es tan cuidada que perfectamente podría lucirse en los estantes del sector kids de Barnes&Noble.

También hay una versión del libro para colorear, que tiene un propósito de integración. «Para esa versión elegimos una letra que se llama Dyslexie, que fue creada por un gráfico holandés –disléxico– que ayuda a los chicos que tienen dificultades en la lectura. Siempre trato que todo tenga un plus, así fue que también incluimos desplegables, un poco subidos a la ola de los libros pop-ups pero con una vuelta de rosca».

Flor Suárez y Andy Kusnetzoff


Flor Suárez y Andy Kusnetzoff

Fue Hernán Casciari, el mercedino fundador de Orsai, quien vio antes que los demás eso que ni Flor aún había visto en ella y le propuso editar sus libros. «Es como un padrino literario, por decirlo así. Fue quien vio todo un día y me dijo vos tenés que publicar. Y es lo segundo infantil que hace Orsai, después de uno que editaron con Julieta Ortega», señala Florencia.

–¿Cómo se hace para que pensar un libro que pueda vencer a una pantalla?

–La respuesta a eso pienso que es incentivando la lectura desde temprano pero acompañando. Porque es el tiempo con ellos lo más valioso en la infancia. Es también un momento para desconectar nosotros, los adultos, y sumergirnos en ese mundo fantástico. No falla. Después llegará el momento en el que ellos lean solos, con lugar a preguntas y todo lo demás. 

Una de las presentaciones itinerantes que tuvo "Cuentos en Pijamas 2" este año.


Una de las presentaciones itinerantes que tuvo «Cuentos en Pijamas 2» este año.

–¿Qué opina Helena ahora que ve esas historias en libros?

–Es muy compañera y compartimos la lectura juntas, le sigo leyendo mucho y desde ya que estos no son mis libros los que más le leo.

–¿Es una rutina exclusiva de madre e hija o participa también papá Andy?

–Ahora que somos cuatro nos repartimos las tareas, Andy por ejemplo es más de jugar al memotest o dominó. Somos muy compañeros en las rutinas familiares, sea baño, cena o juego. Y también de lectura. Nos divertimos mucho.

Ahora con la llegada de León que ya tiene un año, todo el esfuerzo y cansancio es doble. Y está muy presente a pesar de su trabajo en la radio o en PH Podemos Hablar. Y ha sido un gran apoyo en esta aventura literaria que emprendí. Si bien no se involucró en el proceso, fue respetuoso de mi parte creativa, sí me motivó mucho, y ahora que ve mis logros, obviamente disfruta y me incentiva para más. Siempre. Yo estoy enamoradísima de la familia que armamos.

PC

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.