Riquelme anima su primer acto político y revoluciona Boca, a un año de las elecciones


Este martes, día del retorno del plantel profesional a las prácticas tras el parate del Mundial, también coincidirá con el lanzamiento de la agrupación del actual vice, que se llamaría «Soy Bostero».

Será un martes movido. No solo porque la segunda fase de la pretemporada del plantel profesional dará inicio formal en el predio de Ezeiza, sino también porque coincidirá con el lanzamiento de la agrupación que impulsa Juan Román Riquelme, el actual vicepresidente, que podría modificar los cimientos a un año de las elecciones. Sí, será el primer acto político del emblema ‘xeneize’ que hablará ante unos 5.000 socios y empleados en el mismísimo estadio La Bombonera.

La cita es a las 18:00, en el estacionamiento, en lo que oficiará también como un acto de cierre de año para el campeón de la Liga Profesional. Riquelme aprovechará para afilar sus estrategias de cara a los comicios de diciembre del 2023, por lo que se espera que diferentes actores de la política del club estén presentes.

Riquelme junto al presidente Jorge Amor Ameal.


Riquelme junto al presidente Jorge Amor Ameal.

Los pocos detalles que se conocieron, en tanto, apuntan que la agrupación se llamaría ‘Soy Bostero’. Al menos ese es el nombre que figuraba en los formularios para sumar afiliados, que ya superó el 10 por ciento del padrón requerido para ser reconocida.

Semanas atrás, Román participó de una cena por los 25 años de la agrupación «Por un Boca mejor», una de las más cercanas a él en el último tiempo.

Para las elecciones 2023, por el momento, se sabe de las intenciones de Andrés Ibarra de ser candidato por la oposición, con la figura de Mauricio Macri apadrinando al ex vicejefe de Gabinete y ex ministro de Modernización de la República Argentina, en el “Movimiento Pasión y Gestión”.

Con Ibarra y las incorporaciones a la vista

Boca reiniciará la pretemporada


Boca reiniciará la pretemporada

A varios kilómetros de La Bombonera, en el Boca Predio de Ezeiza, los que volverán a verse las caras son los miembros del cuerpo técnico y el plantel profesional, con el objetivo de comenzar a pulir detalles desde lo físico en la antesala del inicio de los ensayos de fútbol, que serán con el Triangular Internacional que se jugará el 8 y 11 de enero en San Juan contra Independiente y Everton de Chile, justo antes de lo que sería el viaje a Abu Dhabi (todavía no se hizo oficial qué tipo de torneo será) para medirse ante Racing.

Otra vez con Pablo Santella (el ex preparador físico de Eduardo Domínguez se incorporó al equipo de trabajo que encabeza Hugo Ibarra) al frente de los futbolistas, la intención es acelerar su nivelación después de lo que fueron semanas con casos de Covid que alteraron los planes. Incluso Darío Benedetto (estuvo en Qatar viendo la consagración de la Selección Argentina en el Mundial) realizó turnos extra para equiparar las tareas de sus compañeros. Algo más: para los festejos de fin de año habrá otra pausa, la última hasta agosto. Por eso en Ezeiza saben que ahora se vienen las tareas más exigentes.

Con Exequiel Zeballos y Luis Vázquez a la par (ambos tuvieron operaciones durante la competencia en este 2022) y con retornos de jugadores a préstamo que serán evaluados (el central izquierdo Nicolás Valentini será probado por el DT en los amistosos) se buscará también que el plantel pueda tener una base más amplia a la que terminó jugando el torneo, con muchos juveniles en puestos clave. Por eso habrá más chicos que se incorporarán en el final de la pretemporada (desde el 2 de enero) y que iniciaron los trabajos con la Reserva. Para ese día también está citado Ezequiel Fernández, quien termina el 31 de diciembre su préstamo en Tigre.

La búsqueda de incorporaciones continúa, aunque sin apurarse. Es que la competencia internacional recién se iniciará en abril y el mercado se extenderá más allá de las primeras fechas de la Liga Profesional, por lo que no habrá grandes movimientos. Y en cuanto a transferencias, el Mundial desaceleró todas las operaciones, por lo que en Boca creen que recién en junio tendrán novedades de aquellos futbolistas que pueden ser transferidos.

Los casos de Agustín Rossi y Agustín Almendra, en cambio, son diferentes. Ambos terminan sus contratos y desde enero pueden negociar como futbolistas libres. Y si los jugadores no buscan acercar alguna propuesta económica para un resarcimiento, entonces partirán una vez que se termine su vínculo contractual.

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.