Cansado de ser «el repuesto», el Príncipe Harry ventila intimidades de la realeza británica


¡Qué sabe nadie! Era el título de un programa fuera de serie que en los años 90 conducía Jesús Quintero, fallecido el año último, en el que los protagonistas eran “nadies”, gente sin prosapia ni notoriedad pública ni doctorados; solo gente de a pie que tenía una verdad para contar: la suya.

Podríamos decir entonces que la biografía del Príncipe Harry de Gran Bretaña, que está a punto de ser enviada a las librerías el próximo martes en todo el mundo (hubo un desliz en España que ya contaremos), contendrá la verdad que el hijo menor del rey Charles III de Inglaterra ha querido contar. La suya, su versión de su vida, y que nadie tendrá derecho a discutir.

Como la neutralidad ha dejado de existir hasta en la guerra, cabe aclarar desde el inicio que si respecto de la historia Harry y Meghan Markle, el mundo del corazón se divide entre seguidores y haters, nos ubicamos en el primer grupo. Hijos, ambos, de familias disfuncionales, lo menos que se puede hacer es tratar de comprender antes que criticar.

"Spare" o "En la sombra", las memorias del Príncipe Harry.


«Spare» o «En la sombra», las memorias del Príncipe Harry.

Por lo pronto, y con toda la prensa sensacionalista británica en contra y las operaciones de la corona al rojo vivo, Harry va torciéndoles el brazo a todos: primero el documental Harry & Meghan por Netflix, del cual su compañía Archewell es productora, y ahora las memorias del príncipe británico que ventilan cuestiones selladas en la monarquía a cal y canto.

De lo que toda la prensa se ha hecho eco hasta ahora, a partir de que The Guardian obtuvo un anticipo del libro que en español se titula En la sombra –mejor es su título en inglés Spare (“Repuesto”)–, es de una pelea entre los hermanos William y Harry por causa de Meghan. Los hermanos llegaron a las manos. William le propinó un tortazo a Harry, como resultado de lo cual éste quedó con una lesión en la espalda.

Según The Guardian, el título del libro –en inglés– está tomado de un viejo dicho en los círculos reales y aristocráticos: que un primer hijo es heredero de títulos, poder y fortuna, y un segundo es, por lo tanto, un repuesto, en caso de que algo le suceda al primogénito.

El príncipe Harry, a la derecha, y el príncipe William en la inauguración de una estatua homenaje a su madre, la princesa Diana, en lo que habría sido su 60 cumpleaños, en el Sunken Garden del Palacio de Kensington, Londres, en 2021. Foto AFP


El príncipe Harry, a la derecha, y el príncipe William en la inauguración de una estatua homenaje a su madre, la princesa Diana, en lo que habría sido su 60 cumpleaños, en el Sunken Garden del Palacio de Kensington, Londres, en 2021. Foto AFP

“En la sombra –dice el periódico británico más preocupado por el terremoto que el libro ha causado en la monarquía que en su autor–, es un volumen notable, en el que el altercado entre los dos príncipes forma un pasaje sorprendente”.

Meghan, la apuntada

Todo parece indicar lo que ya sabemos por el documental: que en la familia Windsor todo fue barranca abajo cuando Harry se puso firme y expresó su decisión de casarse con Meghan Markle, hasta entonces una actriz norteamericana, a quien la prensa británica califica como “mestiza” por ser hija de madre negra y padre blanco.

Siempre según lo que ha sabido el medio británico, según la versión del libro, William llamó a Meghan «difícil», «grosera» y «abrasiva», por lo que Harry consideró que su hermano no hacía más que propalar «la narrativa de la prensa» sobre su esposa estadounidense.

A partir de ahí el relato del príncipe emigrado a California señala que William lo agarró del cuello, le rasgó la camisa y lo tiró al suelo. Lo que se dice una pelea a puñetazos entre hermanos. El problema es que aquello fue por causa de Meghan.

Desde la izquierda, Kate, la princesa de Gales, el príncipe Guillermo, el príncipe de Gales, el príncipe Harry y Meghan, la duquesa de Sussex caminan para reunirse con miembros del público en el Castillo de Windsor, luego de la muerte de la reina Isabel II, en Windsor, Inglaterra, el sábado 10 de septiembre de 2022. Kirsty O'Connor/ AP


Desde la izquierda, Kate, la princesa de Gales, el príncipe Guillermo, el príncipe de Gales, el príncipe Harry y Meghan, la duquesa de Sussex caminan para reunirse con miembros del público en el Castillo de Windsor, luego de la muerte de la reina Isabel II, en Windsor, Inglaterra, el sábado 10 de septiembre de 2022. Kirsty O’Connor/ AP

Las estrictas medidas de seguridad de Penguin Random House en EE.UU. y de Plaza y Janés en España no han servido de mucho, en razón de que The Guardian se hizo de su ejemplar y por error, en la península, hace dos días algunas copias llegaron a librerías. Así fue que dos corresponsales británicos consiguieron sus ejemplares en español.

Como señala el diario El País de España los medios ingleses llevaban semanas intentado tener una filtración y la consiguieron. Pero probablemente el incidente entre William y Harry no sea lo más jugoso, sino lo que a los tabloides les convino publicar.

Pese al hermetismo de la multinacional editora para mantener el libro en secreto, algunas librerías españolas pusieron a la venta el libro el viernes. Y aunque rápidamente se quitaron de la exhibición, hubo compradores online porque el libro sale publicado en soporte papel y en formato ebook.

Fuentes de Plaza y Janés en España trataron de explicar el grueso error cometido: “Probablemente se deba al follón del Día de Reyes, con empleados extra contratados por Navidad y al intenso trasiego de libros”.

El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa Meghan, duquesa de Sussex, se van después del Servicio Nacional de Acción de Gracias celebrado en la Catedral de San Pablo como parte de las celebraciones del Jubileo de Platino de la Reina Isabel de Gran Bretaña, en Londres, Gran Bretaña, el 3 de junio de 2022. Foto REUTERS/Dylan Martínez


El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa Meghan, duquesa de Sussex, se van después del Servicio Nacional de Acción de Gracias celebrado en la Catedral de San Pablo como parte de las celebraciones del Jubileo de Platino de la Reina Isabel de Gran Bretaña, en Londres, Gran Bretaña, el 3 de junio de 2022. Foto REUTERS/Dylan Martínez

De momento, dice El País, no se ha podido constatar cuántos ejemplares pudieron ser vendidos. Con lo que el lanzamiento mundial se ha ido al traste. El colaborador de The Daily Mail (¡nada menos!) Graham Keeley consiguió su copia y tuiteó mordazmente: “¡Famoso por fin! Encontré el libro de Harry puesto a la venta por error hoy en España”.

Pero ¿cuál fue el quid de la pelea entre los hermanos Windsor? Al parecer el actual Príncipe de Gales quería evitar “la catástrofe rodante” de su relación y su pelea con la prensa.

Esta es la versión del libro: un día William, visiblemente enojado, llegó a Nottingham Cottage, en el Palacio de Kensington, donde Harry vivía. Habló mal de Meghan y el hermano menor lo confrontó argumentando que estaba repitiendo los argumentos de la prensa sensacionalista.

Harry pilotea su helicóptero Apache en el Campamento de Bastion, en el sur de Afganistán. Foto Reuters


Harry pilotea su helicóptero Apache en el Campamento de Bastion, en el sur de Afganistán. Foto Reuters

De inmediato, siempre según lo publicado por The Guardian, Harry acusó a William de actuar como representante de la monarquía y no como su hermano. Y le espetó que no era capaz de entender por qué él no se conformaba con ser “el repuesto”.

Al parecer lo que enfureció a William fue que Harry lo desafiara con una pregunta: “¿De veras piensas que estás ayudándome?”. Ahí fue cuando se fueron a las manos. Pero Harry no respondió el golpe y quedó tirado lastimándose la espalda, al caer sobre el plato del perro que se partió en pedazos.

Apenas dejó la casa, William se volvió para disculparse pidiéndole que no le contara nada a “Meg”. Harry no llamó a Meghan sino a su terapeuta, pero cuando su esposa vio los moretones y rasguños que éste tenía en su espalda se puso muy triste.

Según The Guardian es “el resentimiento de Harry por ser el repuesto” el tema unificador del libro en el que recorre su infancia, su educación, su carrera en la realeza y en el ejército, su relación familiar y su vida con Meghan, así como su experiencia con la paternidad y ya fuera de la corona británica.

Lady Di, princesa de Gales, Harry, William y el actual rey Carlos III, en una imagen familiar de hace años. Foto AP


Lady Di, princesa de Gales, Harry, William y el actual rey Carlos III, en una imagen familiar de hace años. Foto AP

El periódico británico dice que “Harry es implacable en su narración de escenas intensamente privadas y conversaciones familiares”.

Ya desde el inicio, Harry cuenta en el libro que cuando su madre Diana de Gales lo dio a luz, Carlos III le dijo entonces: “Maravilloso! Me has dado un heredero y ahora un repuesto. Mi trabajo está hecho”. Verosímil, ¿verdad?

Lo que queda claro, luego de la investigación histórica para The Crown, la entrevista de la pareja con Oprah Winfrey y el documental Harry & Meghan es que William fue preparado a lo largo de los años para ser el heredero de la corona británica, y que de Harry se ocuparon menos.

​Al repuesto se acude cuando falla la pieza original. Y está visto que al joven príncipe no le dedicaron el tiempo y el esfuerzo que la Reina Isabel y la Corte por orden de la monarca pusieron en William, quien siempre se sintió más afín a la monarquía que su rebelde hermano menor.

Tras la salida de estas memorias que tienen a Charles III y a Camilla Parker Bowles, a Wiliam y a Kate Middleton con los pelos de punta, habrá dos entrevistas con Harry en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Por cierto que no es este incidente lo único que compone el libro. Al contar su experiencia en Afganistán, Harry cuenta que llegó a matar a soldados talibanes. Y posiblemente esta experiencia sea mucho más interesante de leer que sus trompadas con William de Gales.

El libro contiene una supuesta y creíble cita de Carlos III, cuando aún no era monarca y el escándalo entre los hermanos estalló, muy elocuente de las prioridades del actual rey: “Por favor, muchachos, no hagan que mis últimos años sean miserables”. Desde este martes, los medios del mundo tendrán carne para rato.

PC

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.